El evangelista…

El evangelista… ¿Quiénes son… ¿Cuál es su llamado?

El término evangelista se utiliza sólo tres veces en la Biblia. Sin embargo, su significado se ejemplifica en numerosas ocasiones tanto en el Antiguo, como en el Nuevo Testamento. A Felipe se le llama un evangelista (hechos 21:8) y a Timoteo se le animó a hacer el trabajo de un evangelista (2 Timoteo 4:5).

La definición de un evangelista o evangelismo es de uno que trae buenas noticias en proclamar y explicar el Evangelio de Jesucristo. En definitiva, se trata de la obra de todos los cristianos… tanto hombres como mujeres.

Hay dos aspectos que un evangelista es instruido a cumplir. Uno es el proclamar las buenas nuevas de Jesucristo a las masas mientras que proporciona el discipulado para los demás a hacer lo mismo. Los evangelista más eficaces son aquellos que se multiplican a través del discipulado de otros creyentes (hechos 6:7). Esto era constante en el libro de los hechos y en las enseñanzas del apóstol Pablo (2 Timoteo 2:2). Fue el mismo principio del discipulado, que dio lugar a la multiplicación de discípulos para evangelizar el mundo en el siglo XXI. Todo esto comenzó cuando Jesús, (el maestro de discipulado) instruyó a sus discípulos a hacer discípulos (Mateo 28: 19, 20).

El experimentado evangelista entiende que la realización de discípulos es fundamental para el evangelismo y nace de la obra sobrenatural del Espíritu Santo obrando el las persona (Romanos 7:22; John 14:17). El evangelista hace hincapié en la necesidad de ceder a la ambición del Espíritu Santo que reside en el para evangelizar el mundo, que es la única forma de discipulado que ha sido bendecida por Dios.

Regresa a las Preguntas