Como ser Ordenado?

que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo;     redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.          2 Timoteo 4:2

Como ser Ordenado? y Quien cualifica?

El proceso de ser ordenado o licenciado bíblicamente, ya sea como ministro exhortador,CB059174  ministro licenciado, o ministro ordenado; comienza primeramente con el candidato (a) reconociendo un genuino llamado de Dios al Ministerio. Una vez que ese reconocimiento se efectúa el candidato(a) entonces comienza el proceso bíblico y legal de exámenes.

En lo bíblico, el candidato da testimonio de su amor y su servicio a Dios y a la obra (generalmente bajo la dirección y supervisión de una Iglesia o Concilio) que conducen a la ordenación o una licencia al Ministerio que ofrecen al candidato emocionantes oportunidades para el Ministerio. Tales como: oficiar ceremonias de bodas, bautizos, fundar una iglesia u otros ministerios, llegando a ser un pastor o capellán y mucho más (1 Timoteo 3:6; 5:22).

El testimonio de la persona respaldado por su iglesia y su concilio y los exámenes deben concluir que el individuo tiene verdaderamente un llamado hecho por Dios y ha demostrado que son capaces y maduros espiritualmente para proveer liderazgo para la iglesia, y que serán útiles en la viña del Señor. También se debe determinar que son bíblicamente sólidos y espiritualmente preparados para la obra y el ministerio. Esta determinación debe ser proporcionada por el Espíritu Santo (Hechos 13:2).

Una vez que el proceso y la examinación es completada, y con la certeza de que el candidato cumple con el mandato bíblico para la ordenación o la autorización de su licencia, el candidato entonces asume toda la responsabilidad que Dios le ha ordenado, y empieza en su capacidad de ministerial y entonces se considera un ministro ordenado o autorizado bíblicamente y legalmente.

Ordenación y concesión de licencias para el Ministerio es un asunto muy serio. No todo el mundo cualifica, ni todo el mundo es llamado. Hoy en día hay muchos atajos para la ordenación, o para adquirir una licencia de ministro que son meramente genéricos. Hoy en día cualquiera puede ir a la internet y comprar una licencia ministerial, sin llamado y mucho menos sin preparación; Los candidatos serios a la ordenación buscarán un proceso de ordenación o licenciaturas que sean bíblicos y legales.

Para la ordenación y el proceso de licenciamiento deben incluirse unos esfuerzos adecuados en la enseñanza bíblica y en la formación ministerial. La Biblia enfatiza que debemos estudiar para presentarnos aprobados por Dios (2 Timoteo 2:15).

Regreso a las Preguntas